La misteriosa historia del blíster

El plástico se utiliza para fabricar y proteger muchos productos que usamos en nuestro día a día: sus aplicaciones son casi infinitas. Uno de los usos más extendidos es el de la fabricación de envases de blíster. Como ya creamos La guía definitiva del blíster, pensamos que saber de dónde viene es igual de interesante. Por eso, en este post te contamos la historia del blíster.

La historia del blíster comienza en 1872

Ése fue el año en el que el químico alemán August Wilhelm von Hoffman inventó el PVC. A pesar de su esfuerzo, el primer intento de este material resultó ser bastante inestable y fue perfeccionado después por dos inventores distintos – Friedrich Heinrich August Klatte, un químico alemán que desarrolló un modelo de producción de PVC en 1913 de fácil fabricación y Waldo Lunsbury Semon. En 1926, Semon inventó una versión plástica del PVC que era flexible pero resistente. Estas dos innovaciones consiguieron que se desarrollara el PVC tal y como lo conocemos hoy en día.

El blíster: un origen incierto

A día de hoy, no se tiene muy claro dónde, quién ni en qué fecha se inventó el blíster. Sin embargo, se cree que este tipo de envase fue creado en Alemania alrededor de 1960, ya que en esa década se fabricaron los primeros blísters para farmacia, específicamente para las primeras píldoras anticonceptivas. Esto se hizo para que las pastillas se pudieran dispensar de una en una, manteniendo así el resto a salvo de sustancias perjudiciales.

Por otro lado, hay también quien piensa que antes del blíster existía un envase parecido hecho de cristal fino del que posteriormente evolucionó el blíster. Realmente, en la época muchas empresas en Europa y Estados Unidos se lanzaron a fabricar máquinas de termoconformado y fueron lanzando distintas versiones de este envase, por lo que no podemos decir claramente quién inventó el blíster ni qué país fue el primero.

Desde 1960 hasta la actualidad

Los blísters han evolucionado mucho desde su creación hasta el día de hoy. En un principio, estos envases se hacían de PVC. Sin embargo, actualmente se pueden hacer de cualquier plástico termoconformable como PET, PS, ABS… e incluso materiales biodegradables. Además, la capacidad de producción se ha disparado con las máquinas de termoconformado más nuevas, pudiendo fabricar miles de blísters en pocas horas.

¿Qué opinas? ¿Crees que fue un invento alemán o de otro país?

¡Déjanos un comentario!

No Comments

Post A Comment

Newsletter

¡Subscríbete al blog para recibir las últimas novedades sobre el mundo del envase!

Call Now ButtonPulsa aquí para llamar
0