Envases termoconformados: ¿Qué tipos hay?

Los envases termoconformados o termoformados son un tipo de envase, generalmente de plástico, que se consigue gracias a un proceso industrial del mismo nombre: el termoformado. En este post vamos a hablar de las grandes categorías y de los tipos de envases termoconformados que existen basados en este proceso.

Los envases termoformados se consiguen gracias a un proceso del mismo nombre: el termoconformado. Este proceso consiste en calentar una lámina de plástico (denominado termoplástico) como el PET o PVC a altas temperaturas y al vacío. Esto se hace al mismo tiempo que se utiliza un molde de aluminio con el negativo de la forma que queremos conseguir. Así, convertimos la lámina de plástico en una lámina termoconformada denominada ‘burbuja’. De esta forma, podemos conseguir distintos envases termoconformados que vemos día a día en supermercados.

¿Qué tipos de envases termoconformados hay?

Blísters

El blíster es uno de los envases termoconformados más usados en todo el mundo. Este tipo de packaging se consigue gracias a termoconformar una lámina de plástico, introducir el producto y una cartela en la cavidad, y soldar por alta frecuencia la lámina termoconformada a otra. Esto resulta en un tipo de envase que se puede colgar en cualquier sitio, que es resistente y que protege frente a posibles hurtos.

Bandejas

‘Bandeja’ es el nombre genérico que recibe una lámina termoformada con hendiduras para productos y que generalmente no tiene tapa. Las bandejas termoconformadas mantienen los productos sujetos y hacen que puedan quedar de pie, aprovechando el espacio vertical para destacar sobre el resto. También se pueden utilizar simplemente por comodidad y para poder llevar varios productos de alimentación al mismo tiempo. Éstas pueden ser fabricadas en distintos colores y materiales.

Expositores

Las bandejas expositoras se utilizan para poder enseñar ciertos productos en mostradores y que sean muy visibles (por ejemplo para promociones u ofertas). Esto hace que destaquen verticalmente sobre el resto de productos, lo cual puede dar una ventaja y traducirse en más ventas.

Cunas

Las cunas son bandejas pequeñas en las que se suelen introducir productos farmacéuticos o cosméticos como ampollas para tratamientos. Éstas suelen ir dentro de cajas y protegen los productos de posibles golpes y roturas. Las cunas se han convertido básicamente un estándar en la industria farmacéutica, debido a la fragilidad de las ampollas de vidrio.

Alvéolos

Los alvéolos son bandejas termoformadas que se suelen utilizar en alimentación y más concretamente en pastelería. Generalmente, sirven para bombones y otro tipo de dulces como croissants. En realidad, se puede utilizar para cualquier producto de alimentación.

Estuches

Los estuches termoconformados son muy parecidos a los blísters autocierre pero difieren en la geometría. Este tipo de packaging tiene unas hendiduras en las que encajan los productos y al mismo tiempo actúa como un libro, ya que se cierra gracias a unos clips integrados en el diseño. Es perfecto para ciertas promociones de revistas y para tener un envase muy único y que llame la atención. Además, desde el punto de vista del marketing, se pueden crear regalos promocionales útiles que el consumidor se quede durante un largo tiempo.

Cajitas de plástico

Gracias al termoconformado, se pueden fabricar cajitas de plástico con tapa a las que se le pueden dar mil usos. Desde cajas de comida para llevar hasta todos los tipos que te puedas imaginar. Con el termoconformado, el límite está en tu imaginación.

¿Qué te parece? ¿Aún te quedan dudas?

¡Déjanos un comentario!

No Comments

Post A Comment

Newsletter

¡Subscríbete al blog para recibir las últimas novedades sobre el mundo del envase!

Call Now ButtonPulsa aquí para llamar
0